4.3.09

Sin cesar


Sin cesar ni un momento, Israel convierte el territorio palestino ocupado en solar edificable y edificado para colonos. Esto supone una flagrante infracción del Derecho Internacional y en especial de la Convención de Ginebra que prohibe taxativamente la instalación de población de la potencia ocupante en el territorio ocupado.

La tierna imagen de la ilustración supone en realidad una agresión al Derecho Internacional y a los derechos del pueblo palestino.

Mediante estas construcciones Israel pretende consolidar la presencia en territorios que no son en absoluto suyos, fracciona la tierra palestina, crea obstáculos para la comunicación y se apropia de los acuíferos de la zona.

La organización Paz Ahora acaba de alertar sobre los planes del Ministerio de la Vivienda israelí para la construcción de 73.300 viviendas nuevas en territorio palestino, de las cuales 9.000 están casi acabadas, 6.000 más han sido ya autorizadas y el resto están en pleno trámite de autorización. 

Israel le llama a esto "colonias legales" para distinguirlas de los asentamientos espontáneos de los extremistas del Eretz Israel que se instalan sin permisos administrativos en tierra palestina.

No debemos de caer en la trampa terminológica, puesto que ninguna colonia es legal mientras persista la ocupación militar. Ni un sólo ciudadano de la potencia ocupante puede instalarse en territorio ocupado de acuerdo con la legalidad internacional.

Todas estas colonias son, pues, ilegales.

Conviene tener en cuenta que en caso de completarse los planes israelís se llegaría a duplicar el número de colonos en Cisjordania, que es ahora de unos 280.000. 

Esto supone poner más que serias dificultades a la posible existencia futura de un Estado Palestino viable, y aleja aún más si cabe la perspectiva de una paz justa y duradera.

Etiquetas: , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home