9.10.08

Perpetua memoria


La placa de mármol, hecha para durar, como ha durado, la descubrí este verano en la Torre del Reloj de la Piazza dei Signori de Vicenza.

La ciudad, los ciudadanos se indignaron con justa causa por el fraude económico contra el tesoro público realizado por un servidor público, y no sólo le castigaron como correspondía, sino que decidieron dejar perpetua memoria de los hechos, y del nombre del codicioso e infiel servidor de la ciudad.

En traducción aproximada, la placa dice: "Andrés Boldu, de San Andrés, fue desterrado el 3 de octubre de 1698 por gravísimo desfalco cometido en la Cámara de Vicenza, siendo Camarlengo de esta Ciudad."

En los tiempos que corren de descubrimiento de corrupción urbanística y económica de índole diversa, y en la que algunos medios de comunicación parecen tratar a esos delincuentes más como tipos listos y dignos de admiración por su capacidad de enriquecimiento que como los enemigos públicos que son, quizá convendría ir pensando en lápidas de mármol, o sus equivalentes modernos, para que la vergüenza que merecen no acabe en el corto plazo de la memoria de una generación.

Etiquetas: ,

5 Comentarios:

Blogger Pinguino BCN dijo...

Creo y espero que se acabe la civilización del dinero fácil donde el valor del trabajo pasa por detrás de la especulación financiera.
Lamento que no existe un consenso político en España para aparcar los políticos que son acusados de corrupción, la corrupción no es de izquierda o de derecha es proporcional al tiempo pasado en un puesto de responsabilidades, hace mas daño cuando un político de Izquierda es acusado por que así viola los principios del socialismo.
Hay que respetar la presunción de inocencia pero hay que tener en cuenta el principio de precaución: si un juez (en la hipótesis de una justicia libre y independiente...) acusa a un cargo político: Inmediatamente este debería ser dimitido de sus funciones por el principio de precaución y para permitirle de asegurar su defensa.
Parece que para algunos partidos políticos la corrupción es mala cuando no es su partido político (cf. El PP en Castellón o Baleares).
Aquí he entendido hablar del 3%, pero nunca la ciudadana ha sido informada si existía o no. Tampoco si se había iniciado medidas legales para castigar a estos delincuentes y evitar que se reproduce.
No creo que hoy la ciudadana acepta la corrupción, es mas un efecto de resignación donde entiendo demasiado “Si no es el, otro robara” reforzando así el “todos los políticos son corruptos”, es una lastima porque sin haber procedido a un estudio científico, la mayoría (para no decir la totalidad) de los cargos políticos que conozco son integres.
Entonces creo que son los políticos que deben empezar para dar una imagen y una moral de probidad, por ejemplo publicando un estado de sus bienes al entrar y al salir de un cargo político, cuentas controladas por el tribunal de cuentas (por ejemplo).
Parece que la ley existe pero que no se aplica… Si los que votan las leyes no quieren aplicarlas… entraremos en una negación de la esencia de la democracia.
NB: Me gusta mucho su Blog: ¿Puedo ponerlo en mi lista de Blog amigos en mi Blog?

9/10/08 14:14  
Blogger Jordi Pedret dijo...

Me parece que hay una cierta exigencia ética en la izquierda que debería de hacerla más incompatible con la corrupción que lo que sea la derecha.

En cualquier caso, coincido en que la inmensa mayoría, el 99,9 por 100, de los políticos que conozco, que son unos cuantos, son de una absoluta honradez, y no se han puesto jamás una peseta ni un euro ajeno, público o privado, en el bolsillo propio.

Sin embargo, el daño que los corruptos hacen a la política es inmenso, y ello sólo favorece a los que se sienten más cómodos sin política, es decir sin participación ni control público de las decisiones, lo que no es precisamente de izquierdas.

En cualquier caso el tema da para muchísimo, y hay que andar con mucho ojo también en lo referente a presunción de inocencia, acusaciones, etc.

Nunca podré olvidar el caso de Demetrio Madrid, Presidente de Castilla y León por el PSOE, que fue obligado a dimitar al ser acusado de corrupción, y acabó siendo absuelto con todos los pronunciamientos favorables de lo que era una clara invención de mala fe. Además del precio personal pagado, que conozco en parte, pues le tuve físicamente en el escaño de mi izquierda durante dos legislaturas en el Congreso de los Diputados, resulta que se regaló la Presidencia de Castilla y León a un tal José María Aznar, que luego fue Presidente del Gobierno, y ahora asesor de Rupert Murdoch.

PS: Ma gusta mucho que mi blog guste. Por descontado que se puede poner el link que se quiera.

9/10/08 17:11  
Blogger Pinguino BCN dijo...

Esencialmente estoy absolutamente de acuerdo con su respuesta. Para el pueblo de izquierda la corrupción de cargos electos de izquierda es absolutamente intolerable. En particular para los pequeños salarios para quienes el final de mes comienza del 15.
Por otra parte, la posición de cargo electo es muy expósito, se imagina difícilmente el impacto se puede tener sobre la persona y sobre su familia una exposición o un linchamiento de los medios de información sobre una acusación, sobre todo sí más tarde eso resulta infundado.
El principio de cautela, tal como se aplica en Suiza o Francia se basa sobre un principio muy importante: La independencia y la confianza que se puede tener sobre una justicia que actúa en la serenidad y juzga hechos y no sobre los sentimientos políticos del juez de turno (http://pinguino-bcn.blogspot.com/2008/04/carta-abierta-los-miembros-de-cgpj.html).
El lamentable espectáculo sobre la renovación de los poderes judiciales y todos los acontecimientos de la última legislatura demostró que esta hipótesis esta lejos, muy lejos, de comprobarse en España (será el objeto de una próxima entrada en mi blog).
Yo no conociera la historia del Sr. Demetrio Madrid, no vivía en España en esta época, lo que usted menciona parece reforzar mi observación sobre la necesaria independencia de la justicia. Pero pienso que la derrota de los socialistas y por desgracia, la llegada de J.M. Aznar, fue el fruto de una serie de acontecimiento vinculados al desgaste del poder que causó un alejamiento entre el poder político y su base electoral, aunque este triste acontecimiento puede haber participado en esta derrota, pienso que los motivos son otros… es la percepción que yo había tenido en la época desde el extranjero.
Por desgracia, la historia se repite, lamento y deploro no ver hoy los elementos que me darían confianza en los resultados para las próximas elecciones generales.

10/10/08 10:01  
Blogger Jordi Pedret dijo...

Claro que el asunto Demetrio Madrid no fue la causa de nada, pero lo citaba como ejemplo de como hay que matizar para evitar dar ventaja a los chantajistas politicos y a los inventores de historias, ademas de las lamentables implicaciones personales del inocente que se ve abandonado y negado por sus companeros.

Es cierto que se dejo el paso libre a Aznar, pero seguro que lo hubiera logrado tambien sin esto.

La razon de la derrota electoral fue la derrota politica previa causada por el cumulo de errores que cometimos, y por la separacion del sentimiento popular, que no supimos valorar como corresponde a un partido politico.

Me parece que de la historia se pueden sacar lecciones, y estoy convencido que no volveremos a cometer los mismos errores.

11/10/08 10:18  
Blogger Pinguino BCN dijo...

Espero que tienes la razón que no se cometen los mismos errores: Deseo e intento actuar a mi modesto nivel, pero mi modelo predictivo (es solo un modelo entonces el puede fallar) no me dice el mismo. La política (en particular frente a la crisis) y la integridad que demuestra este gobierno es buena, de mi punto de vista, es necesario pero no suficiente para asegurar la continuidad en las próximas generales.

14/10/08 11:01  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home