13.2.08

El crimen no es la solución


Un misil Kassam lanzado por alguien, pero no por el conjunto de la población civil de Gaza, ha herido a dos menores israelíes en la localidad de Sderot, a uno de ellos de especial gravedad, lo que resulta, desde luego, lamentable desde cualquier punto de vista, puesto que la población civil no debería de ser nunca víctima.

Ante esta situación, y urgido por parte de la población israelí, el Gobierno de Olmert ha anunciado su decisión de sumar al corte de agua y de suministros energéticos a la Franja de Gaza, la realización de operaciones militares de gran alcance en el momento que lo considere más oportuno.

A ello ha añadido, con el beneplácito explícito de muchos políticos israelíes, la decisión de reanudar a su arbitrio los asesinatos de palestinos de los que sospeche que tengan actuación relevante dentro de Hamás.

Gaza es un territorio ocupado, pese a la "desconexión" unilateral israelí, puesto que Israel conserva el control del mismo en prácticamente todos los aspectos, y habitado por una población que debe, de acuerdo con el Derecho Internacional, ser protegida por el ocupante militar.

La IV Convención de Ginebra, aplicable a los casos de ocupación militar - como lo es la de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este - prohibe expresamente las actividades que anuncia Israel.

El crimen contra la población civil en situación de ocupación, la violación del Derecho Internacional y de los principios básicos del trato humanitario constituyen un camino completamente erróneo para solucionar un conflicto.

El crimen no es la solución.

Etiquetas: ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home