2.6.10

No n'hi ha prou

No n'hi ha prou amb les lamentacions dels abertzales radicals quan els terroristes etarres maten ciutadans. Cal la condemna dels assassinats i la condemna política dels assassins, i cal posar en marxa el procediment per a que, si ho acorda la jurisdicció competent, hi hagi una condemna penal.
No n'hi ha prou amb les lamentacions del Consell de Seguretat de Nacions Unides quan les forces armades israelianes han atacat en alta mar vaixells mercants ocupats per civils i n'han mort un nombre encara no prou clar. Cal la condemna de les morts i la condemna política dels qui els han mort, i dels qui n'han donat l'ordre, i cal posar en marxa el procediment per a que, si ho acorda la jurisdicció competent, hi hagi una condemna penal.
No, no n'hi ha prou, cal una reacció contundent, eficaç i proporcionada de la comunitat internacional per a restaurar el dret violat pels atacs a la flotilla que es dirigia a Gaza, i per a evitar que es pugui actuar impunement contra el dret del mar, de pau i de guerra.

Etiquetas: , , , , , , , ,

2 Comentarios:

Blogger Rafael dijo...

Sí, Jordi, es indignante; y, tal como apuntas, hay que ir más allá de las lamentaciones. Las reacciones del Consejo de Seguridad y de la OTAN son insuficientes. Estamos ante una vulneración clara y grave de normas básicas (muy básicas) del Derecho internacional, y ante una cosa así si la ONU, la OTAN, la UE y los Estados no reaccionan con la suficiente contundencia se convierten en encubridores.
En España tenemos una norma que ha excluido de la vida política a los partidos que no condenan la violencia terrorista. La no condena les hace, en cierta forma, partícipes del reproche que merecen los asesinos. Esta lógica es aún más necesaria en el ámbito internacional porque la autoridad que ha de hacer respetar dicho orden son todos y cada uno de los Estados; no solamente son los Estados los titulares de derechos y obligaciones, sino también los garantes de su cumplimiento. No se puede tolerar que se pase por alto la vulneración de las normas básicas del Derecho del Mar.
Y aún tengo otra duda ¿por qué Israel ha atacado a 40 millas de la costa y no se ha esperado a que los buques entraran en sus aguas territoriales? He de confesar que si el incidente se hubiera producido a 11 millas de la costa israelí probablemente no hubiera escrito este comentario ni el que he dejado en mi blog. El hecho hubiera sido condenable igualmente, hubiera sido reprobable igualmente, pero su análisis jurídico sería mucho más complejo, habría más dudas sobre la cobertura de la actuación de Israel. Ya sé que para muchos esto que digo es una tontería, una fruslería de abogados; pero esa diferencia de unas pocas millas hubiera facilitado que se eludiese la clara condena a Israel. ¿Por qué Israel ha querido hacer patente que hace lo que le da la gana cuando le da la gana y donde le da la gana? ¿Quiere quemar todos los puentes? ¿Quiere evitar a toda costa que se llegue a una solución pacífica? ¿Quiere encerrarse en su pequeño territorio abrazado a sus doscientas cabezas nucleares? Son tan solo 28 millas, pero lo que dan a entender esas 28 millas de la actitud de Israel ante el Mundo me da mucho, mucho miedo.
Abrazos.

2/6/10 23:39  
Blogger Jordi Pedret dijo...

Plenamente de acuerdo, Rafael.
Dejo comentario en tu blog, en el magnífico post que dedicas al análisis jurídico de la cuestión.
Como te digo allí, me preocupa también el aspecto político, es decir el manifiesto desprecio al Derecho, además de su clara infracción.
Un abrazo,
Jordi

4/6/10 00:58  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home