2.9.06

Mínimo común denominador legal

Copio el título de un post de la web de Jeff Jarvis, BuzzMachine, que se escribe desde EE.UU. y que he descubierto gracias al meme del 31 de agosto, Blog Day 2006, que yo no he seguido.

Por suerte otros bloggers sí lo han hecho, lo que me ha permitido, a través de las respuestas que da Ovetus en su magnífico blog, llegar a ese post, que me parece muy interesante, por lo que me atrevo a traducirlo.

"El New York Times intentó impedir el acceso de los lectores del Reino Unido a su detallado reportaje sobre las pruebas en el complot para hacer estallar bombas en los aviones en Londres, para no actuar contra las leyes británicas que restingren estas informaciones antes del proceso criminal. Pero The Guardian explica que el intento no funcionó tanto como hubiera podido, al 100 por 100 de efectividad, tanto por razones técnica como humanas (por ejemplo, los bloggers que copiaron el reportaje para que todo el mundo lo pudiera ver). En este caso, supongo que la motivación del Times fue no interferir con la acusación del caso, y no el dejar fuera a los terroristas. Pero, con las estrictas leyes anti-libelo del Reino Unido, también se pueden imaginar publicaciones que intenten jugar sobre seguro y restrinjan el acceso a informaciones para evitar ser demandadas. Esto también impide trabajar en términos de confianza. Todo eso, además, establece una perspectiva preocupante: ¿Nos pondremos nosotros mismos en una posición en que debamos publicar para el Mínimo Común Denominador Legal? ¿Pueden las normas de China convertirse en nuestras normas? ¿Y, qué podemos hacer para protegernos frente a esto?"

Me parece que Jeff Jarvis apunta un problema real en la comunicación en la blogosfera, con la ventaja de hacerlo sobre un caso realmente existente y en un post fechado en el propio Blog Day.

Recomiendo vivamente la visita de su blog y la lectura de los comentarios sobre esta cuestión, con acertadas distinciones entre la libertad de información y expresión, y la inexistente libertad de difamación; y entre la información y la opinión política y social, y la difusión de proclamas de incitación al odio racial o al genocidio.

Creo que es un debate interesante, que no puede solucionarse con el fácil recurso a la restricción de las libertades.

2 Comentarios:

Blogger Sara dijo...

Hola Jordi,

Me ha hablado Javier Parra de ti y me ha dicho que eres un nuevo columnista en laRepublica.es.

Yo también soy columnista, la más joven... tengo sólo veinte años y por eso para mí es un honor estar ahí junto con vosotros.

Soy vasca y socialista, de las Juventudes de Euskadi.

Un saludo.

3/9/06 01:46  
Blogger Jordi Pedret dijo...

Sara:
Es que los jóvenes estamos con eRepública.es
Nos vemos en la blogosfera y gracias por la bienvenida.
Un abrazo

3/9/06 11:23  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home