10.11.07

Cuestión de estilo


Hace ya horas que está en España la totalidad de la tripulación española detenida en Chad por el turbio asunto de la autodenominada ONG francesa "L'Arche de Zoé".

Ha llegado a casa el resto de la tripulación, luego de la mediática ceremonia organizada para la vuelta de las auxiliares de vuelo, y lo ha hecho en forma discreta hasta el mismo momento de que su avión tomara tierra en Torrejón de Ardoz.


Sólo el afán de notoriedad de cónsul honorario del Chad en Barcelona ha ocasionado una pequeña turbulencia en la operación, a la que se ha puesto remedio con habilidad diplomática y en pocas horas.

Este es un estilo callado, eficaz, discreto y respetuoso de hacer política y de ejercer el deber de protección de los ciudadanos españoles en el extranjero. Sin declaraciones altisonantes, sin espectáculos inapropiados, sin palabras ofensivas para otros estados, con respeto a las instituciones y a los sistemas jurídicos extranjeros, aunque se discrepe de su régimen político o se tengan dudas bien fundadas sobre el funcionamiento de los mismos.

Es un estilo en las antípodas del practicado por políticos populistas o bonapartistas, y desde luego completamente diverso del de aquellos que con tal de atacar al Gobierno con o sin razón, con ocasión o sin ella, llegaron a declarar sentirse "humillados" por las actuaciones de mandatarios de paises amigos.

¿O será algo bastante más profundo que el estilo lo que diferencia una política exterior seria de las alharacas y estridencias populistas?

Etiquetas: , ,

1 Comentarios:

Blogger Dani dijo...

Casualidad o no lo cierto es que en Francia, y según una encuesta recientemente publicada, Zapatero es mejor valorado que Sarkozy, y es que nadie es profeta en su tierra y menos cuando no hay nada aparte de acciones efectistas.

10/11/07 19:38  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home