7.12.06

¿Honores? ¡Deshonor!


Existe en las esferas oficiales de Chile cierta polémica sobre si se deberán rendir honores de Estado al cadáver de Pinochet, o simplemente honores militares. Parece que, por el momento, se va consolidando la postura de los honores militares.

La otra opción, presente en buena parte del sentimiento popular, es la de la ausencia absoluta de cualquier honor.

Es lo cierto que en todos los sistemas jurídicos civilizados, como lo es el chileno, la muerte extingue la responsabilidad penal por cualquier delito o crimen cometido.

Como parece que la muerte les va ganando la carrera a los distintos tribunales, no dudo que el felón Pinochet quedará exento de responsabilidad por esa vía.

Que no podamos en el futuro condenar jurídicamente a Pinochet no le exime, no le eximirá de nuestra condena moral, ética y política por los crímenes cometidos y de nuestra proclamación de que se trata de un fementido genocida, responsable de crímenes contra la humanidad y del expolio económico de su país en provecho propio.

¿Honores al cadáver de Augusto Pinochet Ugarte? No, ninguno.

Deshonor para el traidor genocida. Deshonor para el depredador. Deshonor para el criminal Pinochet.

(artículo publicado en laRepública.es)

1 Comentarios:

Blogger Enrique Castro dijo...

Deshonor y justicia.

El criminal Pinochet deberá cumplir lesos crimenes contra la humanidad. La justicia no puede quedar impasible ante este asesino.

Un abrazo Jordi.

9/12/06 17:24  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home