30.11.06

Pánico navarro


El pánico que tiene la derecha navarra ante la perspectiva de la pérdida de la mayoría absoluta y, con ello e inevitablemente, el Gobierno de Navarra. Ésa es la única explicación de lo vivido ayer miércoles en el último punto del orden del día del pleno del Congreso de los Diputados.
El diputado de la Unión del Pueblo Navarro, Jaime Ignacio del Burgo, integrado - y muy bien integrado, a fe - en el Grupo Parlamentario Popular realizó un intento tan desesperado como condenado al fracaso de atribuir al Gobierno el propósito de rendirse ante ETA, con la entrega de la Comunidad Foral Navarra en los altares de la banda terrorista.
Las afirmaciones del diputado navarro, tan vacías de verdad como llenas de mala intención, no responden más que a un intento de crear pánico en la sociedad navarra, y presentarse como los únicos garantes de la continuidad de la existencia de la misma Navarra, con la vana pretensión de mantener así su mayoría absoluta, única posibilidad de mantener el control de la Comunidad Foral.
Sabe el diputado de la derecha navarra que no sólo no hay ninguna intención política por parte del Gobierno de hacer algo de lo que indica, sino que es, además, jurídicamente imposible, puesto que cualquier modificación de la Ley de Amejoramiento del Fuero requiere a intervención de los navarros.
Pese a ello, Jaime Ignacio del Burgo, especialista en narración de tramas y conjuras inventadas sobre el 11-M, y que finalizó su intervención aludiendo a su propia "mente calenturienta", mantuvo la interpelación.
La falsedad política y su portavoz, Sr. del Burgo, recibieron un duro correctivo, fueron realmente vapuleadas por el Ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que dejó bien claro que el PP es el primer partido en la historia de España que utiliza el terrorismo como arma de desgaste del Gobierno, aún a costa de ofrecer ventajas políticas a los terroristas.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home