6.4.06

No matarás

Anteayer, el martes 4 de abril, la familia de Pablo Ibar ofreció una conferencia de prensa en la sede de la Fundación Ramón Rubial - Españoles en el Mundo con motivo de la confirmación por el Tribunal Supremo del Estado de Florida (USA) de la pena de muerte dictada contra ese ciudadano español. En esta ocasión no pude acompañarles, como suelo, por mis obligaciones en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, pero os puedo asegurar que estaba completamente a su lado.
En la tarde del propio martes, el Senado aprobó una declaración institucional, leída por su Presidente Javier Rojo, sobre el mismo tema.
No conozco personalmente a Pablo Ibar, no quiero ni tan sólo acercarme a cualquier comentario sobre los procedimientos judiciales que le han sido aplicados, ni a los hechos de que viene acusado, ni de su implicación o no en los mismos. Esto pertenece en exclusiva al poder judicial del país en que ha sido juzgado.
Hay, sin embargo, algo sobre lo que me pronuncio, algo sobre lo que soy absoluta y totalmente intransigente.
Estoy absoluta, radical y completamente en contra de la pena de muerte. No se debe de matar en ningún caso, y menos cuando la muerte viene fria y deliberadamente aplicada como una venganza contra el infractor por parte del Estado. La justicia no es venganza, la justicia no puede ser injusta, y matar es plena y absolutamente injusto.
Es el momento, me parece, de movilizarnos y actuar para impedir esta ejecución, cualquier ejecución, entre ellas la de los otros ciudadanos españoles condenados a muerte, como es el caso de Pedro Larrañaga en Filipinas y Nabil Nanakli Kasaypati en Yemen.

1 Comentarios:

Blogger Albert Balada dijo...

Estic amb tu. La pena de mort no és cap solució, no ja tant pel principi sobre la possible innocència dels executats, que moltes vegades s'ha dilucidat a posteriori, sinó perquè és tracta d'un principi d'humanitat.

7/4/06 13:59  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home