25.4.06

25 de abril


El 25 de abril de 1974 había empezado sólo veinte minutos antes, cuando en la radio sonó la voz de José Afonso cantando "Grândola, vila morena" , aquella canción convertida por este hecho en un mito de mi generación, que empieza así
Grândola, vila morena
terra da fraternidade,
o povo é quem mais ordena
dentro de ti, ó cidade.
Inmediatamente las calles se llenaron de soldados, y antes de amanecer se llenaron de ciudadanos y ciudadanas, que colocaron claveles rojos en las bocachas de los fusiles.
Aquella madrugada cayó la dictadura instalada en Portugal desde 1926, aquella mañana comenzó el camino hacia la libertad y la democracia.
Aquellos días se cumplía la letra de la canción, en cada esquina había un amigo, en cada rostro igualdad, y el pueblo, el que más mandaba, hizo suya la acción militar en un estallido que sumaba todas las esperanzas.
Viviendo en una dictadura a la que aún le faltaban algunas ejecuciones para completar su sangrienta trayectoria, la Revoluçao dos Cravos fue vista por muchos de nosotros como un acicate en la lucha por la libertad, como una esperanza de liquidación también del franquismo.
Nosotros tardamos más, el nuestro fue un proceso completamente distinto, pero ahora vivimos portugueses y españoles en democracias consolidadas, gracias - también - al 25 de abril.

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Erem joves i plens d'il·lusions i també plens de voluntat de canviar les coses. Va ser una alenada d'aire fresc i de molta esperança. Continuem sent joves, amb els cabells més blancs potser, i ho som perquè encara no ens hem resignat i encara volem un mon més just, més fraternal i més igual i no hem perdut la esperança ni el gust per treballar en aquesta direcció.

25/4/06 16:17  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home