17.6.08

Seguimos por muy mal camino


Sólo una breve nota, porque la situación resulta completamente reiterativa.
En cualquier caso debe de quedar claro que la repetición de las actuaciones provocativas por parte del Estado de Israel, de desconocimiento del Derecho Internacional sobre deberes de la potencia ocupante, en especial la IV Convención de Ginebra, no hará que nos acostumbremos ni que aceptemos la situación.
Por ello quiero manifestar mi clara protesta por la decisión israelí de promover más viviendas para israelís en territorio al norte de Jerusalén, fuera de las fronteras internacionalmente reconocidas de Israel, en territorio palestino, por tanto.
Se trata de 1.300 nuevas viviendas en Ramot Shlomo, que se integran en un conjunto de 40.000 previstas en Guiló y Har Homá entre otros lugares ilegalmente anexionados por Israel. Tan provocativa es la actuación y tan contraria a los mínimos establecidos en los acuerdos de Annapolis, que la propia Condoleeza Rice ha manifestado su desacuerdo con la actuación del Gobierno de Israel.
Se puede encontrar información complementaria en fuentes tan poco sospechosas de antisemitismo como Le Monde y ABC.
No podemos conformarnos, no podemos rendirnos, o el drama se mantendrá para siempre.

Etiquetas: ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home