28.3.08

Al Quds


Al Quds es como llaman los árabes a la ciudad a la que nosotros llamamos Jerusalén.

Al Quds es una ciudad ilegalmente anexionada por Israel desde 1967, sin que esa anexión tenga amparo ni reconocimiento jurídico internacional, como tampoco su proclamación como capital única e indivisible de Israel. Por ello, por ejemplo, la Embajada de España se encuentra en Tel Aviv, capital reconocida internacionalmente, mientras en Jerusalén reside el Cónsul General de España.

La ciudad vieja de Jerusalén, la que se encuentra dentro de sus murallas, se divide desde hace siglos en cuatro barrios: musulmán, cristiano, armenio y judío.

Sin embargo, desde hace ya varios años, los israelíes están procediendo a colonizar el conjunto de la ciudad vieja, estableciendo colonias en el barrio armenio, que va perdiendo prácticamente su carácter diferencial; en muy menor medida en el barrio cristiano; y muy abundantemente en el barrio musulmán.

Estas colonias urbanas son perfectamente ilegales por serlo toda la anexión de la ciudad, y son - además - perfectamente distinguibles por las provocativas y grandes banderas israelíes que abundan en esos edificios, tanto en las fachadas como en las azoteas, y por las verjas metálicas y las garitas de vigilancia ocupadas por colonos armados, que se aseguran la práctica exclusividad del tránsito por las azoteas de la ciudad.

Especialmente importante, por su potencialidad provocativa, es el proyecto de colonización con varias viviendas de nueva construcción junto a la Puerta de Herodes, que invade terreno arqueológicamente protegido y que ocupa el corazón del barrio musulmán.

Me ha parecido muy ilustrativo el mapa que publicó hace poco "El Periódico de Catalunya", y que reproduzco como ilustración de este post.

Son también de gran interés las informaciones al respecto de mi buen amigo Meir Margalit, del Comité Israelí contra las Demoliciones de Casas (ICAHD, por sus siglas en inglés). Me interesa destacar que se trata de una organización integrada única y exclusivamente por ciudadanos israelíes, eso sí, disconformes con la política de su gobierno en esta materia y con la ocupación en general.

La tensión que la ilegal colonización de la ilegalmente anexionada Jerusalén aporta al problema regional no es en modo alguno negligible, y no parece, desde luego, que sea un buen paso en el camino de la paz justa para Palestina.

Etiquetas: , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home