12.1.08

Beneficios inimaginables



Algunos, ingenuos de nosotros, no creímos al hermano de Bush cuando prometió literalmente "beneficios inimaginables" a los que acompañaran a su hermano presidente en la ilegal agresión bélica contra Irak.

Pero el hermano Bush decía toda la verdad, aunque resulte exótico en su ámbito familiar.

El transcurso de un poco de tiempo lo ha dejado perfectamente claro.

Primero fué José María Aznar, que ha recogido sus inimaginables beneficios como asalariado de Rupert Murdoch y su emporio comunicativo.

Ahora le ha tocado el turno a Tony Blair, que empezará a recogerlos desde ya como asalariado de la banca americana JP Morgan.

¡Cuánta verdad se contenía en las palabras de Bush hermano!

Aunque sea sólo para los de la foto de las Azores y no, desde luego, para todas las víctimas de la ilegal guerra de agresión que acordaron.

Etiquetas: , ,

2 Comentarios:

Anonymous Franesco dijo...

En efecto, de eso se trataba...

12/1/08 16:01  
Blogger Jordi Pedret dijo...

Por ahí iban mis sospechas, en efecto.
Aunque lo de la Halliburton y los beneficios de la reconstrucción de lo que se destruye previamente en Irak tampoco es cosa de ser negligida.

12/1/08 19:49  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home