4.10.06

Justicia


Todas las fuentes periodísticas coinciden en los hechos, para asombro del ciudadano español de nuestros tiempos. Claro que se trata de Francia.

Tanto Le Monde, como Libération, como Le Nouvel Observateur, dan la misma noticia. A saber, el Tribunal Correccional de París - más o menos equivalente a una Audiencia Provincial - presidido por el Magistrado Jean-Claude Kross, ha decidido no entrar en el fondo de las acusaciones de terrorismo mantenidas por la Fiscalía contra seis ciudadanos franceses que estuvieron secuestrados por los EE.UU. en la base militar de Guantánamo.

Suspendido el procedimiento, el Tribunal ha ordenado la comparecencia de los funcionarios de los servicios secretos franceses que visitaron a los acusados en Guantánamo y obtuvieron información de los mismos, haciéndose pasar por personal diplomático. Esta información ha servido de base para las acusaciones formuladas por el Fiscal.

La actuación de la justicia francesa me parece no sólo impecable, sino encomiable.

El funcionamiento del Estado de Derecho no puede verse afectado o disminuido por el terrorismo. Las garantías deben de aplicarse siempre.

Lo contrario es dar la victoria al terrorismo, que logra su objetivo de destruir el sistema democrático.

(artículo publicado en laRepública.es)

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home