29.5.07

Hebrón


Hebrón fue ocupada, como el resto de Cisjordania, Gaza y Jerusalén, hace ahora 40 años.
Se trata de una ciudad con larguísima historia, y de importancia simbólica para las tres religiones monoteístas conocidas como las "religiones del libro", dada la situación en la misma de las denominadas "Tumbas de los patriarcas".
La ocupación israelí de Hebrón ha tenido siempre determinadas características específicas, al implantarse no sólo asentamientos para colonos en barrios periféricos y nuevos, como se acostumbra, sino también en el centro histórico de Hebrón, amplio y de gran valor histórico, simbólico, arquitectónico y cultural.
En efecto, la intención clara del ocupante ha sido la de sustituir la población palestina por población israelí en el espacio donde se encuentra el núcleo de arquitectura civil histórica árabe más extenso de la región, con lo que ello comporta de intento de destrucción también de las raíces culturales del pueblo palestino.
La ocupación de las partes altas de los edificios del centro histórico por colonos israelíes notoriamente hostiles a la población autóctona ha generado conflictos sin fin en un espacio de alto valor simbólico. La agresividad de los colonos ha llevado a la necesidad de aislar las calles mediante redes a las que se arrojan todo tipo de objetos y desperdicios, en claro intento de amedrentar a los vecinos que ocupan sus viviendas ancestrales.
En este contexto, la Cooperación Española ha estado llevando a efecto varios importantes proyectos de rehabilitación arquitectónica, en colaboración con el Comité para la Rehabilitación de Hebrón, formado bajo los auspicios de la Autoridad Nacional Palestina.
El objetivo de esos proyectos no se limita a la salvación de un patrimonio cultural de enorme importancia, sino que pretende que las condiciones de vida de los palestinos en sus propias casas sean las adecuadas para que la población no se vea forzada a la emigración, dejando vacío y aculturado el centro de la ciudad.
A nadie se le escapa la importancia política de actuar para poner las condiciones para que los palestinos puedan permanecer en sus domicilios históricos, algunos de los cuales se remontan a finales del siglo XII.
Mañana, en la Comisión de Cooperación Internacional del Congreso de los Diputados, defenderé una proposición del Grupo Parlamentario Socialista para que el Gobierno siga apoyando la cooperación en Hebrón.
Por una de aquellas casualidades que produce el calendario parlamentario, al mismo tiempo se tratará en la Comisión de Asuntos Exteriores una proposición del PP para que España corte la cooperación con la Autoridad Nacional Palestina.
Ahí se demuestra la distinta visión que algunos tienen sobre los esfuerzos para conseguir una paz justa y diga en la región.

Etiquetas: , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home