14.12.06

Buen síntoma


El Ejército de Chile ha decidido la baja del capitán Augusto Pinochet Molina por razón del discurso que el mismo pronunció, vestido de uniforme, en el funeral militar de su abuelo el dictador y general felón Augusto Pinochet.
El capitán Pinochet, que aparece en la ilustración aplaudido por su padre Augusto Pinochet, hijo del difunto tirano Augusto Pinochet, superó en mucho cualquier expansión de lealtad o afecto familiar hacia su abuelo para pasar a elogiar el sangriento golpe de Estado perpretado por el mismo en contra de la legalidad republicana y del pueblo que le había confiado las armas para defenderle, armas que el traidor usó para matar a su pueblo.
Naturalmente, el ya ex-capitán Augusto Pinochet obvió cualquier referencia a las proezas de su abuelo en pro de las cuentas corrientes familiares.
Es cierto que ha sido precisa la presión política del Gobierno de Chile, formulada mediante las palabras de la ministra Vivianne Blanlot, y en el alegato de la Presidenta Michelle Bachelet, pero el resultado ha sido que la institucionalidad militar ha funcionado, y la máxima sanción ha sido aplicada a quien, sin duda alguna, la merecía.
Me parece que esto constituye un buen síntoma de la salud democrática chilena en momentos ciertamente difíciles.
Vaya por ello mi felicitación a todos los demócratas y a todo el pueblo chileno.

1 Comentarios:

Blogger Carlos dijo...

Jordi, ya sabes lo que se dice... Dime con quien andas y te diré quien eres (sin comentarios)

Por suerte en Chile atajan estás cosas desde el primer momento... Ay si en nuestra "modélica" transición hubiera pasado lo mismo!!!

Que vaya vien la tourné

15/12/06 09:11  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home