23.7.08

El horror de la indiferencia


La frialdad de la descripción de los hechos no impide el horror, sino que lo acentúa.

A primeras horas de la tarde, en la playa de Torregaveta, cerca de Nápoles, bajo un sol de justicia se produce la injusticia.

Dos niñas gitanas, nacidas en Italia, Cristina, de 13 años y Violetta, de 12, sofocadas por el calor que soportan en su trabajo de vendedoras ambulantes en la playa, deciden tomar un baño. No saben nadar, acaban de comer, y se ahogan.

La playa está llena de bañistas, que presencian la escena sin que más que unos pocos realicen algún amago del todo insuficiente, de salvamento de las niñas gitanas. Cristina y Violetta mueren ante los ojos y la indiferencia de los bañistas, que tampoco interrumpen su baño de sol mientras los cadáveres permanecen en la playa, someramente cubiertos por unas toallas, ni cuando se trasladan los mismos en sus féretros, cuyo paso contemplan desde las tumbonas.

Al fin y al cabo, sólo son unas gitanas. Las autoridades han dado en los últimos tiempos suficientes señales de como hay que tratar a los gitanos. Si es bueno quemar sus campamentos, si es bueno ficharlos y hacer un censo étnico, si es bueno expulsarlos de sus viviendas, la indiferencia ante su muerte parece ser lo que se espera de los ciudadanos.

Vera Carig, la abuela de Cristina y Violetta ha lanzado el merecidísimo anatema: "Podíais salvarlas y no lo habéis hecho. Podíais tener respeto ante su muerte y no lo habéis tenido. Malditos seáis."

Así, con la indiferencia ante el horror, con el horror de la indiferencia, comienzan los fascismos.

Etiquetas: , , ,

2 Comentarios:

Anonymous Santi Benítez dijo...

Encara sort que ho està dient vostè des dels budells, que és el que desperta el fet... perquè si això fora així, malament anàvem fins i tot aquí, a casa.

Off Topic - Feliciti vostè a la seva senyora pel de l'elecció per a la nova executiva.

Ôo-~

23/7/08 09:12  
Blogger Jordi Pedret dijo...

Benvolgut Santi,

reconec que no consegueixo posar lloc a l'imatge que enllaça en el seu comentari.

Sigui on sigui, i sigui quina sigui l'escena que s'hi veu, si es tracta de quelcom semblant al que ha passat a Itàlia és igualment condemnable.

Crec que tots, cadascú des de la nostra responsabilitat, hauriem de procurar que les reaccions de la gent s'assemblessin més a les dels banyistes que ajuden, alimenten i curen els immigrants que arriben en pasteres.

Gràcies per les felicitacions, que seran transmeses.

Rebi una cordial salutació,

Jordi Pedret

23/7/08 15:46  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home