9.10.07

Una y otra vez, no


Reza Khan ha sido fusilado en Afganistán junto con otras catorce personas.

Reza Khan fue condenado a muerte por el asesinato del periodista español Julio Fuentes en un tiroteo que afectó también a otros tres periodistas y a un intérprete afgano. Reza Khan admitió su culpabilidad y no parece haber dudas razonables respecto a la misma.

Pues bien, incluso en estas circunstancias, sigo diciendo que no, que no es justo ni adecuado matar a nadie, aunque se le llame ejecución. Nadie tiene derecho a terminar con la vida de nadie, y la pena de muerte fría y deliberada, rodeada de rituales, supone un asesinato injustificable.

La supresión de una vida humana por parte de la sociedad organizada no tiene ninguna justificación distinta a la de la venganza, muy alejada de la justicia.

No importa cual sea el crimen cometido, no importa el horror provocado por el criminal; matarlo se opone al concepto mismo de justicia y no tiene utilidad social alguna, ni previene el crimen ni aparta a nadie de la vía delictiva.

No, una y otra vez no. No quiero que nadie mate en mi nombre.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaza con este post:

Crear un enlace

<< Home